Familias campesinas en Córdoba recibieron tierras que pertenecieron a paramilitares


Los predios de la hacienda Támesis en Montería pertenecieron al denominado “Clan Castaño” y pasaron a manos de 50 familias víctimas del conflicto armado para su producción agropecuaria.

Presidente Gustavo Petro en acto de entrega de predios a campesinos en Córdoba

CÓRDOBAMONTERÍA

En un acto simbólico en las instalaciones de la hacienda Támesis, ubicada a 7 km de Montería, se dieron cita 50 familias campesinas víctimas del conflicto armado para recibir al presidente de la República, Gustavo Petro.

Durante la actividad se realizó la asignación de predios de la mencionada propiedad, correspondiente a 590 hectáreas, que antes hicieron parte de la estructura paramilitar del Clan Castaño, que ejerció su control en el departamento de Córdoba.

También participaron de la jornada la ministra de Agricultura y Desarrollo Rural, Cecilia López Montaño, José Daniel Rojas Medellín, presidente de la Sociedad de Activos Especiales, el gobernador de Córdoba, el alcalde de Montería y demás senadores.

“Estamos muy contentos, toda la vida hemos vivido de lo que nos da la tierra. Hoy es una victoria para nosotros los campesinos y los pueblos indígenas, que hemos sufrido el robo de nuestras tierras por los diferentes grupos armados que nos han desplazado y hostigado por reclamar lo que antes era nuestro; agradecemos a la Unidad para las Víctimas por su acompañamiento”, expresó Julio Manuel Martínez, beneficiario.  

Por su parte, Tarcila Moreno González, de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos, expresó su gratitud: “Estamos muy agradecidos por tener hoy un mandatario que nos escucha, que tiene en su agenda a los campesinos de Córdoba. También agradezco a la Unidad para las Víctimas el acompañamiento en todo este proceso”.

“Támesis se vuelve un baluarte campesino y Córdoba es de las tierras más productivas. Será un baluarte de la producción alimentaria a donde deben entrar también los campesinos, para que la justicia social, la racionalidad económica y la construcción de riqueza nos permitan las bases más serías y sólidas de la paz. Hay que ir a la construcción de una sociedad que indudablemente será hermosa por su riqueza cultural, por su diversidad étnica; todas las razas del mundo están paseando por estas tierras y se cruzan, y por tanto ahí hay una riqueza”, aseguró el presidente Petro.

El presidente también catalogó este acontecimiento como el comienzo de la Reforma Agraria, a la que aseguró que se le dará celeridad de inicio a fin de su Gobierno.

Con este acto se evidencia la posibilidad de formalizar la tierra, cerrando brechas y conflictos históricos de su uso y tenencia para la reactivación del campo colombiano, con miras a la reparación integral y la Paz Total desde los territorios.

 

FIN/ JRM/YUM/RAM



Source link